Relación entre pérdida auditiva y contaminación acústica en las ciudades

Tiempo de Lectura: 3
Autor
22/11/19

Contaminación acústica: un riesgo para la salud

¿Eres consciente de los niveles de ruido que te rodean a diario? Si no sabes la respuesta, no eres el único.

La mayoría de las personas acepta los ruidos de su entorno como parte de su vida cotidiana, pero para aquellos que vivimos en grandes ciudades o trabajamos en entornos ruidosos, debemos conocer los riesgos e intentar hacer cambios en nuestro día a día que nos ayuden a proteger nuestra audición.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la contaminación acústica causa pérdida auditiva, deterioro cognitivo, estrés, depresión y problemas cardiovasculares.

De un modo general, se acepta que 85 decibelios (db) es el nivel más alto de exposición "segura" a los ruidos. Sin embargo, estudios recientes indican que los niveles de ruido superiores a 60 decibelios pueden conllevar un mayor riesgo de desarrollo de enfermedades cardíacas.

Dado que los riesgos del ruido ambiental no son ampliamente entendidos por el público en general y por los responsables de las políticas de sanidad pública, el riesgo de la contaminación acústica pasa bastante desapercibida en el panorama sanitario actual. Por lo tanto, es necesario concienciar a la población para comprender sus implicaciones para la salud.

Contaminación acústica en ciudades de todo el mundo

La contaminación acústica (o niveles de sonido excesivamente altos) en las ciudades suele ser causada por el tráfico constante, sirenas ruidosas, bocinas y trabajos de construcción.

Las grandes metrópolis de todo el mundo generan ruido 24 horas al día, lo que puede generar altos niveles de estrés para sus habitantes. En la ciudad de Nueva York, por ejemplo, ¡se han presentado 200,000 quejas de ruido en 2016! En Londres, los niveles de ruido del metro es de tal orden que llega a alcanzar los 105 decibelios.

Para estudiar esta problemática, la empresa Mimi Hearing Technologies combinó los datos de 200,000 pruebas de audición (con datos de la OMS y Sintef) para crear un Índice de Audición Mundial para 50 ciudades.

El estudio reveló que Guangzhou, China, tiene la mayor incidencia de contaminación acústica de las 50 ciudades analizadas y Zurich, Suiza, la más baja.

Y ahora un dato que seguramente no te esperabas: ¡Barcelona ocupa la 7ª posición y Madrid la 16ª en este ranking de las 50 ciudades más ruidosas del mundo!

Puedes ver la lista completa aquí.

Para demostrar aún más el vínculo entre la contaminación acústica y la salud auditiva, el estudio también encontró una correlación positiva del 64% entre la pérdida auditiva y la contaminación acústica en las ciudades.

Si vives en una gran ciudad o en un entorno ruidoso y sospechas que puedes tener pérdida auditiva, vale la pena considerar trasladarse para un entorno más tranquilo.

Considere mudarse para una zona más tranquila de la ciudad - o incluso cambiarse de ciudad. Si cambiar de ciudad no es una opción para ti, considera invertir en unos tapones para los oídos con cancelación de ruido que ayuden a reducir el nivel de sonido al que estás expuesto a diario.

Un modelo muy popular de tapones anti-ruido desarrollados para proteger nuestros oídos son los tapones de "alta fidelidad". Los tapones auditivos de alta fidelidad conservan la calidad del sonido original a la vez que reducen el nivel de ruido.

Consulta nuestros tapones para oídos aquí.

Los trabajos más ruidosos

niveles-de-ruido_infografia_audika_jpg

Nuestros trabajos son una parte integral de nuestra vida diaria, pero algunos trabajos son más exigentes para nuestra salud auditiva que otros.

Uno de los entornos de trabajo más ruidosos es el del personal de tierra del aeropuerto. Pararse en el asfalto junto a un avión durante una jornada completa de trabajo significa que estos empleados estén sujetos a niveles de sonido de aproximadamente 140db, ¡¡que es significativamente más alto que el máximo recomendado de 85db!!

Los mineros y los trabajadores de la construcción están también expuestos a niveles de sonido muy altos (de hasta 120db).

Otro sector de riegos es el de los músicos. La investigación revela que 4 de cada 10 músicos tienen algún grado de pérdida auditiva y que están expuestos a un nivel de sonido promedio de aproximadamente 115db durante los conciertos.

Otros profesionales que están expuestos a niveles de sonido menos saludables son: personal militar,  trabajadores ferroviarios, camareros de discotecas, trabajadores de fábricas y conductores de camiones.

Lo más efectivo que pueden hacer los empleados en riesgo es educarse sobre cómo limitar su exposición a niveles de sonido potencialmente dañinos. Como se señaló anteriormente, el uso de tapones para los oídos con cancelación de ruido es una forma efectiva de reducir el nivel de sonido al que están expuestos. Acostúmbrate a llevar tapones para los oídos siempre que sospeches que puedes estar entrando en un entorno ruidoso.

Lee más sobre cómo cuidar tu audición aquí.

Conclusión

Nuestro entorno y trabajo pueden aumentar el riesgo de exposición a altos niveles de contaminación acústica, lo que a su vez aumenta el riesgo de pérdida auditiva.

Existe una relación directa entre la pérdida auditiva y la contaminación acústica en las ciudades, por lo que debemos prestar atención a los riesgos potenciales de vivir en este tipo de entornos ruidosos. Además, trabajar en ciertas profesiones nos expone a niveles de sonido poco saludables que pueden dañar de forma irreparable nuestra audición.

Si vives o trabajas en un ambiente ruidoso, busca formas de minimizar tu exposición al ruido e invierte en un par de tapones anti-ruido, para disminuir el nivel de ruido al que estás expuesto.

Si crees que tu audición ha empeorado debido a la exposición a ruidos fuertes, revisa gratis tu audición en tu centro Audika más cercano.

 

Comentarios