Vivir con pérdida auditiva 

Puede ser muy frustrante cuando sus amigos se están divirtiendo mientras usted está aislado debido a su pérdida auditiva. Pero no tiene por qué ser así. La pérdida auditiva es una de las afecciones más comunes entre los adultos, y en la mayoría de los casos puede ser tratada.

El paso más importante

El oído es uno de nuestros sentidos más importantes, sin embargo, muchas personas que se enfrentan al deterioro del mismo niegan la verdad inevitable durante mucho tiempo. El paso más importante es reconocer el hecho de que usted tiene pérdida auditiva. De lo contrario no puede pasar a obtener tratamiento.

Este primer paso puede ser el más difícil, y puede pasar mucho tiempo antes de estar listo para tomarlo. Todo recorrido comienza por un primer paso. Una vez que hemos diagnosticado la causa, hay muchos caminos que puede tomar para minimizar los efectos.

Los efectos de una pérdida auditiva no tratada

Aunque la pérdida auditiva afecta a las personas de manera diferente, numerosos estudios han relacionado la pérdida auditiva no tratada con una serie de graves consecuencias emocionales y sociales: 

  • Irritabilidad, negatividad e ira 

  • Cansancio, preocupación, estrés y depresión 

  • Elusión o renuncia a la interacción social 

  • Dificultades de comunicación con otras personas 

  • Rechazo social y aislamiento

  • Reducido nivel de consciencia y un mayor riesgo para la seguridad personal 

  • Debilitación de la memoria y capacidad reducida para aprender nuevas tareas 

  • Menor rendimiento en el trabajo o durante la educación

¿Se siente así?

Tómese un momento para comprobar si reconoce alguna de estas 10 afirmaciones:

  • A menudo me parece que las personas de mi entorno murmuran y hablan muy bajo 

  • Tengo que subir el volumen del televisor, de la radio y el teléfono 

  • No puedo oír lo que la gente dice a menos que me estén mirando directamente 

  • A menudo necesito descansar después del trabajo o los estudios porque estoy muy cansado

  • Suelo sentirme inseguro cuando salgo ya que no sé de dónde vienen los sonidos 

  • Tengo problemas para reconocer las voces, especialmente en reuniones 

  • A menudo me siento deprimido y solo 

  • Me resulta muy difícil tener una conversación en un lugar lleno de gente 

  • Me cuesta recordar las cosas 

  • Siento que mi familia y amigos están cansados de tener que repetir todo lo que dicen

Si le resulta familiar alguno de estos síntomas y preocupaciones, es importante que busque ayuda. Puede que todo este relacionado con una pérdida auditiva.

«Yo llegué a Audika porque tenía dificultades para oír y seguir una conversación en ambientes ruidosos. Los nuevos audífonos han mejorado mucho mi calidad vida. El personal de Audika es maravilloso, siempre están ahí cuando los necesito. Le recomendaría a cualquier persona que tenga problemas con su audición que vaya a Audika».

Esther Davids, 57

Usuaria de audífono

Efectos en la vida laboral y educativa

Además de afectar a su vida personal y social, la pérdida auditiva afecta a también su vida diaria laboral y académica. Tiene que ser capaz de comunicarse con eficacia donde y con quien quiera que esté, ya sea sus amigos, clientes o compañeros de clase. Si tiene una pérdida auditiva, el cerebro tiene que esforzarse más para diferenciar los sonidos importantes del ruido de fondo. Reuniones en la oficina, conferencias y otras tareas cotidianas se convierten en más exigentes y agotadoras, afectando la eficacia con la que lleva a cabo cada tarea. Los audífonos pueden ayudarle a mantener la atención más fácilmente para que usted pueda concentrarse con menos esfuerzo.

«Yo llegué a Audika porque tenía dificultades para oír y seguir una conversación en ambientes ruidosos. Los nuevos audífonos han mejorado mucho mi calidad vida. El personal de Audika es maravilloso, siempre están ahí cuando los necesito. Le recomendaría a cualquier persona que tenga problemas con su audición que vaya a Audika».

Esther Davids, 57

Usuaria de audífono

Consecuencias emocionales

La mayoría de las personas con pérdida auditiva sin tratar son vulnerables a graves consecuencias emocionales y sociales. La pérdida auditiva puede hacer que una persona se vuelva más irritable y menos tolerante y, si se deja sin tratar, a menudo conduce al aislamiento social, baja autoestima, depresión, ansiedad, frustración y enojo. Puede llevar incluso a la paranoia. Los estudios también demuestran claramente que las personas con pérdida auditiva sin tratar son menos propensos a participar en actividades sociales en comparación con aquellos que usan audífonos.

Afortunadamente para usted o para su ser querido, no es necesario llegar tan lejos. Tan pronto como se haya reconocido la pérdida auditiva, ya no estará solo. Muchas de las personas que utilizan audífonos por primear vez notan que su energía mental ha aumentado, y experimentan mejoras significativas en muchas áreas de sus vidas. Estas incluyen sus relaciones en el hogar, su capacidad para socializarse, y una sensación de independencia tanto en su vida social como laboral. Igualmente importante, las familias de los usuarios de audífonos también notan estas mejoras.

¿Listo para tomar el primer paso?

Reserve su cita Solicite una llamada

 

O llámenos: 900 31 40 33

map-spain

Encuentra tu centro
auditivo más cercano

Localizador del centro