Tapones para algo más que dormir

Tiempo de Lectura: 2
Autor
18/02/22

Cuando alguien nos dice que tenemos que comprarnos unos tapones, quizás nuestro primer pensamiento sea asociarlo con tapones para dormir.

El ruido de los vecinos, el bullicio de la calle o los ronquidos de nuestra pareja necesitan que les demos una solución. Esa salvación puede ser los tapones para los oídos.

Pero los tapones para los oídos no viven de un sólo uso. Su principal función es proteger. Principalmente del ruido y del agua, pero también de que no entre arena o viento en el oído.

La protección auditiva es básica para evitar que el sistema auditivo no sufra ningún daño. Por eso y porque sabemos que pueden surgirte dudas a la hora de comprar, poner o de usar tapones protectores, hemos querido resolver algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con los tapones para los oídos.

El silencio es el bien más preciado y dormir una de las necesidades vitales. Cuando una de las dos variables interrumpe a la otra, la calma se detiene.

Cuando no hay manera de conciliar el sueño por causas ajenas, como, por ejemplo, escuchar el ruido de los vecinos, las obras de la calle o una fiesta inesperada con música a altas horas de la noche, lo más práctico es recurrir a los tapones protectores. Aíslan del ruido y pueden ayudarnos a dormir mejor.

Actualmente, no está comprobado que sea malo dormir con tapones en los oídos siempre que se haga un uso adecuado y siempre y cuando se mantengan limpios y en perfecto estado.

Su conservación en perfectas condiciones ayuda a la prevención de infecciones auditivas. Bastará con lavarlos con un poco de agua y jabón y guardarlos en su caja. Evita dejarlos fuera para que no entren en contacto con el aire ni con ninguna otra partícula.

En el caso de buscar el sueño profundo, podemos elegir entre diferentes tipos de tapones: los hay de silicona blanda (adecuados para dormir al adaptarse al canal auditivo completamente), de espuma blanda (colócalos en el oído apretando con los dedos y una vez dentro, se expandirán) y los tapones de cera (los más moldeables y cómodos por su textura blanda).

Aunque en la variedad está el gusto, los mejores tapones para dormir son los de cera por su forma moldeable.

Hay que tener en cuenta que hacer un mal uso de ellos puede provocar dolor de cabeza o hacer tope, si tenemos acumulación de cerumen en el oído. También hay tener precaución cuando reposamos la cabeza en la almohada porque el tapón puede presionar y acabar dentro del pabellón auditivo provocando molestias.

Proteger al oído del contacto con el agua y de la humedad es fundamental para cuidar la audición. No obstante, existen otros tapones para los oídos hechos a medida, protectores para el ruido o tapones para el avión.

Los tapones para la piscina suelen ser de silicona hipoalergénica para evitar infecciones y alergias y son perfectos para los nadadores, bañistas o las personas más sensibles a padecer otitis o con el tímpano perforado.

Además, también existen los de cera, que son muy ligeros y flexibles. Las bandas de neopreno y gafas de buceo son otros de los protectores auditivos imprescindibles para los nadadores.

Cuando dejamos de oír, la primera pregunta que se nos viene a la cabeza es saber si tenemos un tapón de cera en el oído. En la mayoría de los casos, puede tratarse en casa con remedios caseros intentando ablandar la cera.

Aplica una solución salina preparada a base de sal y agua tibia o unas gotas de aceite o de aceite de bebé en un algodoncito, eso bastará para eliminarlo sin que el oído sufra ningún daño.

Olvídate de objetos punzantes y acude al médico u otorrino si el tapón persiste.

Los zumbidos y pitidos intensifican su molestia ante sonidos intensos, como, por ejemplo, un concierto.

Los tapones o cascos homologados, en este caso, son aptos para reducir las altas intensidades de esos sonidos.

Tu entrenamiento auditivo para el tinnitus

Recuerda que estar ante un caso de acúfenos suele confundirse con tener un tapón. Desde Audika, te recomendamos acudir a uno de nuestros centros auditivos. ¡Es muy fácil!

Comentarios