Las consecuencias de la pérdida auditiva

Tiempo de Lectura: 3 min
02/08/19

Cuanto antes trates tu pérdida auditiva, antes comenzarás a recuperar la seguridad y el control de tu vida. Actuar lo antes posible es vital para minimizar los efectos negativos resultantes de la pérdida de audición, como por ejemplo:

- Limitación de la percepción sensorial

 Si no podemos escuchar lo que ocurre a nuestro alrededor, nuestra salud mental se ve afectada. La disminución de nuestras capacidades auditivas a medida que envejecemos pueden reducir la capacidad del cerebro para procesar el sonido y reconocer el habla. Esto hace que el cerebro no sea lo suficientemente estimulado para mantenerse sano.

- Deterioro mental

Investigaciones recientes han demostrado que la pérdida auditiva influye de forma negativa en el rendimiento social, psicológico y cognitivo, que pueden conducir al desarrollo de demencia. El uso de audífonos para compensar la pérdida de audición ayuda a prevenir el desarrollo de problemas mentales, manteniendo nuestro cerebro activo y sano durante más tiempo.

- Aislamiento social

La pérdida auditiva no corregida requiere mucha más energía mental para poder escuchar las conversaciones. Es por eso que las personas con pérdida auditiva se suelen alejar de los demás y entrar en un estado de aislamiento, que puede conducir a la depresión y demencia.

Cuanto antes busques ayuda, antes podrás detener el desarrollo de estos efectos negativos.

¿Sufres estos efectos negativos o tienes familiares o amigos que los sufren?

¿Te sientes inseguro cuando estás en la calle porque no puedes entender de dónde vienen los sonidos?

¿Te sientes deprimido y solo?

¿Te cansas y necesitas descansar después del trabajo o las funciones sociales?

¿Tiene problemas para recordar lo que la gente le dijo?

¿Cuándo en un grupo tiendes a elegir conversaciones?

¿Disminución de la calidad de vida?

Si has contestado "Sí" a alguna de estas preguntas, es posible que tengas algún grado de pérdida de audición y debes hacerte una revisión auditiva lo antes posible.


¡Nuestros especialistas en audición pueden ayudarte!

Si no vieras bien, irías a un oftalmólogo. Si tuvieras un dolor de dientes, buscarías un dentista. Sin embargo, muchas personas evitan acudir a un especialista para corregir su audición, por orgullo o incluso vergüenza...

La pérdida auditiva no afecta solo a uno mismo. Los familiares más próximos de la persona con problemas auditivos también lo sufren.

Es importante buscar ayuda si detectas algún signo de pérdida auditiva en ti mismo o en un familiar o amigo.

Los expertos de Audika están a tu disposición para ayudarte. Encuentra aquí tu centro Audika más cercano.

Comentarios