la imagen muestra una simulación de la pérdida auditiva de alta y baja frecuencia
Blog de la audición

5 Claves sobre la Pérdida Auditiva de Alta y Baja Frecuencia

Autor: Audika

16/08/2022 • 2min lectura

El espectro audible o campo tonal, es la gama de frecuencias percibida por el oído humano. Un oído sano, percibe frecuencias que se encuentran entre los 20Hz y los 20kHz, incluyendo desde los tonos más graves o frecuencias bajas y los tonos más agudos o frecuencias altas.

A lo largo de nuestra vida, es normal que por la alta exposición a ruidos y otros factores, la capacidad para percibir algunos de estos sonidos disminuya. Cuando se pierde la percepción de los sonidos más agudos, se diagnostica una pérdida auditiva de alta frecuencia; y si, por el contrario, se pierde la percepción de los sonidos más graves, se diagnostica al paciente con pérdida auditiva de baja frecuencia o pérdida de la audición inversa.

Cuando un paciente comienza a notar que tiene dificultades para percibir alguna frecuencia de sonidos, lo más recomendable es que solicite una consulta con un especialista, quien se encargará de realizar las pruebas más adecuadas para determinar el grado de perdida de la audición y los tratamientos más adecuados. A continuación, te presentamos las 5 preguntas más comunes que realizan nuestros pacientes al ser diagnosticados con pérdida auditiva de alta o baja frecuencia al acudir a su Centro Audika más cercano

¿Cuáles son las causas más comunes de la pérdida auditiva de alta y baja frecuencia?

Aunque cualquier enfermedad que afecte al oído puede ser prevenida con un correcto estilo de vida y las visitas periódicas con un especialista, la pérdida auditiva de alta o baja frecuencia suele estar causada por factores que son poco controlables por los pacientes.

La pérdida auditiva de alta frecuencia, que es también la más común, aunque puede aparecer en pacientes de cualquier edad, suele ser consecuencia del envejecimiento. Ya que, cuando nos hacemos mayores, la capacidad de nuestro oído para detectar los sonidos más agudos disminuye. Además, las personas que están en exposición constante a ruidos fuertes, sufren un mayor riesgo de perder la capacidad de captar sonidos de alta frecuencia.

Por otro lado, la pérdida auditiva de baja frecuencia, que afecta a una minoría de la población con problemas de audición, suele estar adjudicada a enfermedades genéticas o síndromes que afectan las células pilosas del oído interno.

¿Cómo se diagnostica la pérdida auditiva de alta o baja frecuencia?

El examen diagnóstico más común para determinar si un paciente padece de pérdida auditiva de alta frecuencia o pérdida auditiva de baja frecuencia es la audiometría. Es una prueba sencilla e indolora en la cual un especialista reproduce una serie de sonidos en distintos volúmenes y frecuencias que son escuchados por el paciente a través de unos auriculares.

Durante la prueba, el especialista va modificando el tono y volumen del sonido, pasa de sonidos fuertes y agudos a los más suaves y graves. Durante la prueba, el paciente debe indicar la calidad de sonido que percibe, normalmente levantando la mano o apretando un botón dispuesto para ello. De esta manera, el audiólogo puede determinar las distintas bandas de frecuencia con las que el oído se ve afectado.

La audiometría puede ser realizada incluso si el paciente no nota en su vida cotidiana síntomas de pérdida auditiva. El seguimiento de los especialistas es de suma importancia para la detección temprana y correcto tratamiento de la pérdida de la audición. En Audika ofrecemos una revisión auditiva gratuita para conocer su capacidad de captar sonidos en distintas frecuencias.

¿Cuáles son los principales sonidos que se dejan de captar con la pérdida auditiva de alta o baja frecuencia?

Los sonidos más comunes que se dejan de captar al momento de sufrir pérdida auditiva de alta frecuencia son los sonidos agudos. Entre ellos se encuentran:

● Las voces de mujeres y niños
● Fonemas como la F o la S
● El canto de los pájaros

Por el contrario, si se padece de pérdida auditiva de baja frecuencia, los sonidos más comunes que el paciente suele dejar de captar son:
● Las voces profundas de los hombres
● Truenos
● Sonidos de instrumentos de percusión como bombos.

¿La pérdida auditiva de alta o baja frecuencia es reversible?

Una vez que las células del oído interno se ven afectadas, dejando de percibir frecuencias del sonido, no pueden ser tratadas a fin de recuperarlas en su totalidad. Por ende, no son reversibles.

Sin embargo, la pérdida auditiva puede ser prevenida protegiendo el oído de la exposición constante a ruidos fuertes. Además, el uso de tapones de oídos en entornos ruidosos y el correcto volumen en los dispositivos electrónicos, cuidará la salud del oído interno, retrasando la aparición de síntomas de pérdida auditiva.

¿Cuál es el mejor tratamiento contra la pérdida auditiva de alta o baja frecuencia?

Existen una variedad de tratamientos específicos y personalizados para cada caso concreto. Sin embargo, la mejor opción para tratar la pérdida auditiva y aumentar la calidad de vida del paciente es el uso de audífonos con el correcto seguimiento y control de un especialista.

Los audífonos modernos, cuentan con tecnologías que aíslan los distintos sonidos y modifican la frecuencia de los mismos, con la finalidad de que el paciente pueda captar de nuevo aquellos sonidos que el oído había perdido.

En Audika, contamos con audífonos de la mayor calidad y con las tecnologías más modernas para el correcto tratamiento de la pérdida auditiva de alta frecuencia y de baja frecuencia. Puedes solicitar tu revisión auditiva gratuita en la que, nuestros especialistas, encontrarán la solución que más se adapte a tu caso concreto. Además, contarás con un plazo de 7 días de prueba completamente gratis para que notes durante un mes completo, como el uso de audífonos te devolverá años de vida y te acercará nuevamente a tus familiares y seres queridos.

Pide hoy tu cita