Audífonos a prueba de agua: ¿Puedo mojar mis audífonos?

Tiempo de Lectura: 2
Autor
16/11/21

Para las personas que sufren pérdida auditiva, el tratamiento más recomendado por los expertos en audición suele ser la utilización de audífonos. Estos pequeños dispositivos, ayudan cada día a miles de personas a mejorar su calidad de vida y se incorporan como un elemento más a su rutina diaria.

Ahora que comienza el otoño y volvemos a nuestras rutinas de trabajo diarias, muchos hemos retomado también nuestras actividades de ocio como, por ejemplo, ir al gimnasio o a la piscina.

Audífonos a prueba de agua: ¿puedo mojar mis audífonos?

En este sentido, son muchas las personas que preguntan cada día a nuestros expertos en audición sobre la compatibilidad del uso de audífonos y las actividades acuáticas.

Llegado este momento te preguntarás, ¿puedo mojar mis audífonos? Algunos audífonos disponen de nanotecnologia que repele la humedad, tanto interior como exterior, lo que aumenta la resistencia al agua y la durabilidad del dispositivo.

Sin embargo, no todos los audífonos tienen este revestimiento nanorrecubierto y no debemos olvidar que - como cualquier aparato tecnológico -, es recomendable evitar el contacto con el agua y hacer un mantenimiento adecuado para evitar averías indeseadas.

Sabe más sobre el cuidado diario de tus audífonos.

¿Cómo puedo saber si mis audífonos son impermeables?

Para saber si tus audífonos son resistentes al agua debes consultar el manual con las características técnicas del dispositivo y buscar el código IP (código internacional que certifica el grado de impermeabilidad de los audífonos). Si tienes dificultad para encontrar esta información, envía tu consulta a uno de nuestros audioprotesistas aquí.

¿Puedo nadar con mis audífonos a prueba de agua?

Los modelos más impermeables son los audífonos certificados IP68, con una resitencia de hasta 30 minutos. No obstante, esto no significa que puedan usarse habitualmente para nadar o para la práctica de otras actividades acuáticas, sobre todo en el mar, ya que el agua salada puede dañar gravemente tus audífonos.

¿La lluvia puede dañar mis audífonos?

Como hemos dicho antes, el agua y la humedad son el principal enemigo de los audífonos y motivo de muchas averías. En el caso de los audífonos con certificación IP68, que son resistentes al agua, el riesgo de que la lluvia pueda dañar los componentes del audífono es menor. Sin embargo, en el resto de audífonos, es aconsejable que los usuarios extremen los cuidados para evitar el contacto con el agua.

¿Qué puedo hacer si mis audífonos se han mojado?

La mejor forma de secar y deshumidificar tus audífonos es con una caja de deshumidificación propia para audífonos. Existen varios modelos disponibles en el mercado, como la caja antihumedad PerfectDry Lux o Dry-Cap UV3 (que está especialmente indicada para los audífonos recargables). 

Si no dispones de ninguna, lo recomendable es que seques tus audífonos con un paño y te dirijas a tu centro auditivo en la máxima brevedad posible, para que deshumidifiquen correctamente tus audífonos y revisen todos sus componentes. 

Tipos de audífonos

Existen distintas tipologías de audífonos que se adaptan perfectamente a las necesidades de cada paciente para potenciar su audición y mejorar su calidad de vida. Principalmente estas categorías se pueden dividir en las siguientes clasificaciones:

  • Retroauriculares (BTE): se colocan en la parte externa del oído y proporcionan un mayor confort a un alto rendimiento. Destinados para la pérdida de audición leve o grave. Son los más utilizados por los usuarios con un diseño discreto y cómodo, colocado detrás de la oreja y conectado al oído con un tubo trasparente. Además, posee una batería fija y resistente al agua, adaptándose así perfectamente a tus actividades cotidianas.

  • Intrauriculares (ITE): ubicados en la parte interna del oído, son prácticamente invisibles y personalizados, para que se encajen con precisión a tu oído. Recomendado en pacientes con sordera leve o moderada. Nos podremos encontrar aparatos que ocupen la parte visible del oído denominados audífonos de media concha o concha completa y audífonos que son muy difíciles de ver por sus características estéticas denominados intracanales.

  • Bluetooth: gracias a los grandes avances tecnológicos, los audífonos Bluetooth son una realidad tangible hoy en día. Ofrecen una amplia variedad de funcionalidades desde poder escuchar la radio, televisión directamente hasta atender llamadas de forma inalámbrica sin ningún tipo de complicación ni ruido de fondo. Otra de las apuestas fuertes por los usuarios para mejorar exponencialmente su calidad de vida.

  • Recargables: los audífonos recargables son unos dispositivos que aportan grandes ventajas a los pacientes. Con ellos te olvidarás de comprar pilas mientras, además, beneficias el medio ambiente (al consumir menos pilas) y aportas un gran ahorro a tu cartera. Con ellos podrás cargar tus audífonos como si de tu teléfono móvil se tratara.

Si tienes dudas sobre los tipos de audífonos que mejor se ajustan a ti o sobre si tus audífonos son a prueba de agua, no lo dudes: acude a tu centro auditivo Audika más cercano y pregunta a nuestros profesionales en audición. Estarán encantados de ayudarte en todo el proceso y resolver cualquier duda que te pueda surgir.

 

Comentarios