Cómo mantener tus oídos saludables durante el verano

Tiempo de Lectura: 3 min
28/06/19

El verano está hecho para hacer barbacoas, fiestas en la piscina, viajar y ¡disfrutar del buen tiempo! Proteger a tu salud auditiva puede no ser lo primero en que piensas cuando nos adentramos en el verano, pero tomar algunas precauciones sencillas para proteger a tus oídos durante esta temporada es fundamental para prevenir daños auditivos futuros.

La exposición excesiva al ruido, otitis e infecciones son algunas condicionantes que pueden causar molestias, infecciones y, en algunos casos, pérdida auditiva.

Entonces, ¿qué podemos hacer para proteger nuestros oídos este verano?

Durante los viajes

Ecualiza la presión del aire de los oídos durante el despegue y aterrizaje

Cuando el avión despega, tenemos todas nuestras vacaciones por delante, con nuevos lugares y culturas por descubrir. Pero el despegue (y aterrizaje) del avión puede ser físicamente incómodo debido a los cambios de presión del aire en la cabina del avión. A medida que el avión despega, muchas personas experimentan incomodidad y una sensación de "estallido" en los oídos, que es causada por el aire que sale del oído medio. Tragar algo, masticar o bostezar puede ayudarnos a ecualizar la presión del aire.

Aunque estos métodos suelen ser suficientes para igualar la presión del aire, las personas que sufran de infecciones de oídos, nariz o sinusitis pueden tener más dificultad para ecualizar la presión.

La incapacidad de liberar la presión del aire puede causar dolor y molestias durante horas, tras del aterrizaje. Si estás muy congestionado, puedes usar gotas descongestionantes para la nariz antes del despegue y del aterrizaje para aliviar el malestar.

Si, aún así, se mantiene esa sensación de estallido en los oídos después del avión aterrizar, puedes intentar expulsar el aire tapando la nariz, cerrando la boca y "empujando" el aire hacia afuera a través de las orejas.

Durante los conciertos

Tapones antiruido para eventos ruidosos al aire libre

¿Sabías que los niveles de sonido en los conciertos alcanzan entre 95 y 115 decibelios?

La pérdida de audición puede ser causada por solo 85 decibeles o más, por lo que usar tapones antiruido en un concierto es una apuesta segura para garantizar que sus oídos estén protegidos. Debe tener especial cuidado si se encuentra cerca de los altavoces cerca del escenario. Es por esta razón que los músicos también suelen usar tapones para los oídos.

Los conciertos no son las únicas actividades de verano que producen sonidos por encima de los 85 decibelios. Las motocicletas y los eventos deportivos pueden alcanzar hasta 110 dB. Incluso los corta-céspedes pueden alcanzar los 100 dB, y los espectáculos de fuegos artificiales pueden superar a los 160 dB.  

Como el objetivo es poder escuchar la puntuación del juego o tu canción favorita, busca tapones para los oídos que disminuyan el nivel de sonido sin bloquear el sonido por completo. Los tapones más adecuados para este propósito son los tapones antiruido con filtro. Los tapones conservan la calidad de sonido original al mismo tiempo que reducen el nivel de sonido.

En los días de playa y piscina

Protégete contra la"otitis del nadador"

Si eres un amante del agua, en verano aprovecharás todas las oportunidades para acercarte a la playa y piscina.

Sin embargo, una mayor exposición al agua también aumenta la probabilidad de desarrollar una infección de oídos llamada "otitis del nadador". La otitis del nadador es una infección del conducto auditivo externo.

Por lo general, es causada por el exceso de humedad en el oído, lo que crea un ambiente ideal para el desarrollo de bacterias. Otros factores de riesgo para la otitis del nadador son: nadar en aguas con elevados niveles de bacterias, tener un canal auditivo estrecho, hacer una limpieza "agresiva" con bastoncillos o tener alergias en la piel.

Para evitar el desarrollo de la otitis del nadador, intenta secarte bien los oídos después de nadar. Esto se puede hacer inclinando la cabeza hacia un lado para ayudar a que el agua salga de tu canal auditivo. Una regla de oro es evitar el uso bastoncillos, ya que estos simplemente empujan las bacterias hacia adentro de tus oídos.

Conclusión

Puedes disfrutar de las actividades de verano y, al mismo tiempo, proteger tus oídos contra las infecciones y molestias tomando algunas precauciones simples:

- Igualar la presión del aire en los vuelos;

- Usar tapones para los oídos durante las actividades ruidosas al aire libre;

- Secar bien los oídos cuando salgas de la piscina/playa.

Tus oídos estarán más protegidos y evitas posibles dolores de oído y infecciones, además de minimizar el riesgo de desarrollar pérdida auditiva.

Para más información, contacta con nuestros centros auditivos.

Comentarios